1 mar. 2013

El recurso al storytelling en la enseñanza de la filosofía

Christian Salmon es un autor conocido por enfatizar la importancia de articular las estrategias de mercadotecnia "sobre una buena historia".

Dirigir un mensaje a "clientes potenciales" puede parecer un proceso muy distinto del que se intenta llevar a cabo en un contexto de enseñanza-aprendizaje con estudiantes adolescentes; pero en ambos contextos surgen dificultades muy parecidas para involucrar emocional o intelectualmente a los destinatarios de un mensaje.

Dado el tipo de contenidos que es preciso trabajar en las materias de Filosofía en Bachillerato, el desafío para conseguir que resulten interesantes o significativos en sus aspectos básicos parece mucho mayor. Y en este sentido pueden resultar útiles algunas sugerencias de Salmon.

El objetivo fundamental
Los mensajes unidireccionales enviados por las marcas hacia los clientes utilizando los medios de comunicación tradicionales ya no funcionan, y ahora las técnicas actuales de marketing pasan por conectar con los clientes y crearles una necesidad, la cual debe satisfacer el producto o servicio ofertado por las mismas.
Una de las formas de conectar con el cliente es vincularlos a nosotros emocionalmente, hacer que nos consideren parte de su entorno y de su universo más cercano, que nos necesite, creando un vínculo fuerte a sus emociones, metiéndonos en su mente.
Para conseguir la empatía de nuestro público objetivo no hay nada mejor ni más efectivo que crearles una más que positiva experiencia de usuario, vinculando nuestro producto o servicio a un recuerdo o a una sensación vivida por el cliente y que le cree sensaciones positivas, para lo que es ideal recurrir a una historia.

El Storytelling no es sino marketing sensorial y emocional

Para Christian Salmon, el storytelling es “la máquina de fabricar historias y formatear las mentes”, con el objetivo de despertar nuevas actitudes y consolidar ciertas necesidades en el consumidor. La tendencia se abrió paso durante los años noventa en Estados Unidos, evolucionando hacia estrategias de mercadotecnia destinadas a transformar los mensajes que se intentaban transmitir a los clientes para convertirlos en historias que pudieran ser recordadas fácilmente y con las que los potenciales consumidores pudieran sentirse identificados.

¿Cómo se hace storytelling?
Como siempre, el contenido es el rey. Necesitamos crear una historia que se base en un tema importante, como los universales, es decir, la vida y la muerte, la verdad y la mentira o amor y odio, dicotomías que se dan a diario en la vida. Además, necesitamos que estos temas estén plasmados y reforzados con hechos que nos hayan marcado en algún momento de nuestra vida, por tanto, deben ser historias ocurridas en algún momento concreto e importante de nuestra existencia, como la niñez.
Es fundamental, al igual que para cualquier post, que tenga una estructura bien definida, con un comienzo, un desarrollo y un final, una historia coherente y que tenga tintes de realidad. Esta realidad debe estar protagonizada por un personaje que sea el que el cliente identifique con él mismo y al que acompañe un compañero de aventuras con el que podamos identificarnos de igual modo.
La historia que queramos transmitir debe ser fácil de recordar, de manera que la podamos compartir con otras personas, además de reflejar la personalidad o el concepto fundamental, el valor diferenciador de la marca.
Por esto, la narración debe ser en primera persona, gracias a la cual el protagonista cuenta su propia historia, o bien en tercera, recurriendo al recurso de que sea alguien que conoció al protagonista de la historia el que cuenta su experiencia y cómo le cambió la vida.
Una vez más asistimos a la importancia de crear un buen contenido para conseguir un fin, para llegar a un cliente, para engancharlo mediante su cerebro y su emoción, para vincularlo a nosotros. [*]

¿Hacia un nuevo "orden narrativo", en contexto educativo?

Salmon considera el storytelling una evidencia de lo que él denomina un “nuevo orden narrativo”, pensado para "domesticar a la opinión pública y adueñarse de las prácticas sociales, los saberes y la memoria del individuo".
Este “nuevo orden narrativo” originado en Estados Unidos habría alcanzado Europa en el año 2000. La campaña electoral francesa de la primavera de 2007 que acabó con la victoria de Sarkozy sería el ejemplo más evidente de la aplicación, con éxito, de las “técnicas del storytelling made in USA”.
Porque la fuerza, extensión y variedad del bombardeo comunicativo, unido a la falacia de un consumidor que, como participa e interacciona, se autoconvence de que controla su entorno mediático, proporcionan las condiciones para que aparezca una nueva forma de manipulación del individuo y de las masas que se denomina storytelling. [**]
Si esta tendencia adquiere tanta fuerza en contexto educativo como parece haber adquirido ya en las estrategias comerciales y en la propaganda política, supondrá un desafío considerable para cualquier intento de fomentar el tipo de actitudes y competencias que habitualmente asociamos con pensamiento crítico de raíz filosófica.
________________
* Storytelling, la fuerza de una buena historia
** Storytelling. La máquina de fabricar historias y formatear las mentes

Más información:
- Lisa Cron (2012): Wired for Story: The Writer's Guide to Using Brain Science to Hook Readers from the Very First Sentence. "How writers can utilize cognitive storytelling strategies to craft stories that ignite readers’ brains and captivate them through each plot element".
- Jonathan Gottschall (2012): The Storytelling Animal: How Stories Make Us Human.
- El Cultural.es: Storytelling. La máquina de fabricar historias y formatear las mentes
- Learning Awareness Project
- English Resources from the Web
- 6 Interactive Storytelling Apps For Younger Students
- Digital Storytelling with the iPad

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores

Datos personales